Confusión problemática

filipina

Hola amigos, el día de hoy les contaré algo super gracioso que me pasó, como bien saben, soy amante de la cocina, es a lo que me dedico y espero que así sea por siempre, es algo que en verdad amo. Pero pese a lo mucho que me gusta también es algo caro, en primer lugar porque tienes que invertir en comprar los ingredientes de lo que vas a preparar, pero también están los uniformes médicos, si, así como lo leen, así de natural, esa es la palabra que dije cuando hice la compra de mi última filipina para trabajar. La tonta de yo, en lugar de pedir una filipina para cocina, la pedí como si me dedicara a la industria de la medicina o algo por el estilo, ¿Lo pueden creer? Me sentí completamente mal, sobre todo porque me salió aún más cara que si hubiera sido solamente una filipina para cocina.

Pero la historia es así, estoy saliendo con un médico, está super guapo y me trae tontita, entonces coincidió que el tenía que comprar una nueva pijama quirúrgica para su trabajo y yo tenía que comprar una filipina porque accidentalmente quemé la que normalmente uso (ven, en serio me trae mal ese hombre).

La cosa es que veníamos hablando sobre los materiales que se utilizan para hacer todos los uniformes, tomé mi samsung para investigar un poco por internet y solamente puse uniformes, entramos a una tienda y nos gustó mucho que tenían muchas cosas con moda y estilos muy padres, así que fuimos porque además estábamos muy cerca.

Entramos a la tienda y la tonta de yo empezó a preguntar por uniformes médicos, obvio pensando en mi chico, me enseñaron algunas prendas y me gustó muchísimo una para mi, así que me la probé y me quedó perfecto, ni mandado a hacer me habría quedado tan bien, por lo que decidí comprarla, tal cual, no pensé en nada, solo en que me veía bien y es que obvio, una mujer tiene que hacer lo que una mujer tiene que hacer para poder gustarle a su pareja, así como un hombre también tiene que hacer un esfuerzo por siempre estar presente en nuestra cabeza.

Ya que veníamos de regreso fue cuando me cayó el veinte, que tal vez la filipina que compré no me servía para el trabajo, por lo que de inmediato marqué por teléfono a unicofam y muy amablemente me respondieron todas mis dudas y pues básicamente si la puedo utilizar por los materiales y todo, el problema es que compré algo de manga corta y para el trabajo me urge manga larga. Ésta es mi triste historia de como es que ahora tengo una filipina que me hace ver super sexy pero que solamente se puede utilizar para noches de pasión jajaja.

Espero les haya agradado mi historia y nos vemos pronto. 😀 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *